FREE SHIPPING IN SPAIN (PENINSULA) • FREE SHIPPING WORLDWIDE ABOVE 120 € 4 FREE SAMPLES AT YOUR CHOICE WITH EVERY ORDER

Aprende a leer las etiquetas de tus cosméticos

Como ya os hemos adelantado en nuestras redes sociales, el próximo domingo será el “Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer”  y por eso durante esta semana, queremos compartir con vosotras información y trucos relacionados con algo tan importante como la salud y el bienestar.

Últimamente no paramos de ver y leer artículos sobre la información nutricional que esconden las etiquetas de los productos de alimentación. Seguro que si te interesa lo que comes, ya sabes perfectamente qué evitar en un alimento y qué cosas debes tener en cuenta a la hora de leer las etiquetas de todo lo que pones en tu carrito de la compra pero, ¿qué hay de los cosméticos? ¿acaso no es importante saber qué ingredientes estamos poniendo directamente en contacto con nuestra piel?

La piel es nuestro órgano más grande y todo lo que pongamos en ella irá directo a nuestra sangre (concretamente el 60% de los materiales que ponemos en nuestra piel llega a nuestro torrente sanguíneo) y por lo tanto, formará parte de nuestras células y afectará a nuestra salud.

Hoy quiero compartir con vosotras el nombre de algunos ingredientes presentes en muchos, muchísimos productos cosméticos que utilizamos a diario y te aconsejo que los evites. ¿Por qué? Están directamente relacionados con cáncer, alteraciones hormonales, toxicidad, alergias… ¿acaso no es este un buen motivo?

Saca papel y lápiz y toma nota…

– Formaldehyde, también lo encontrarás en las etiquetas como Quaternium-15, DMDM hidantoína, himidazolidinil urea, urea polioximetileno, hydroxyethylglycinate de sodio, 2-bromo-2-nitropropano-1, 3-diol (bromopol) y glioxal.

Se encuentra en geles de baño y cosméticos con color y puede causar cáncer, irritación de la piel y sensibilidad.

– Polyacrylamides o poliacrilamida, acrilamida, poliacrilamida, policuaternio y acrilato.

Lo encontrarás en productos anti-edad, cosméticos y cremas hidratantes. ¿Por qué evitarlo? Está relacionado con la toxicidad reproductiva y del desarrollo.

– Dioxane (PEG) o sulfato de sodio laurel, lauril éter sulfato de socio o PEG.

Atenta a las etiquetas de limpiadores, jabones y champús (y prácticamente todos los que hacen espuma). Puede causar cáncer y defectos de nacimiento.

– Hydroquinone o hidroquinona o acetato de tocoferol.

Suele encontrarse en productos de limpieza, productos que aclaran la piel y cremas hidratantes y puede causar cáncer, toxicidad e irritación de las vías respiratorias.

– Parabenos, uno de los más conocidos. Etilparabeno, butilparabeno, metilparabeno,propilparabeno, isobutilparabén, isopropilparabén o cualquier ingrediente terminado en -paraben.

¡Están por todas partes! Especialmente en limpiadores, humectantes, jabones líquidos, peelings corporales, champús, acondicionadores, mascarillas para el pelo… Podrían causar alteraciones endocrinas, cáncer, toxicidad…

– Phthalates o ftalato, DEP, PAD, DEHP y fragancia.

Está presente en cosméticos de color, cremas hidratantes y jabones líquidos. Os lo he contado en varias ocasiones. Evitad las fragancias artificiales, pueden causar irritación en la piel, alteraciones endocrinas, toxicidad o cáncer.

– Benzophene o benzofenona, oxibenzona, sulisobenzona, sulisobenzona de socio o cualquier ingrediente que contenga la palabra benzofenona.

¿Dónde lo encontraréis? En labiales, bases de maquillaje, humectantes y fragancias, ¡sí! también debéis mirar los ingredientes de los perfumes y colonias.

El debate sobre la salud aparece con respecto a este ingrediente porque puede causar cáncer, alteraciones endocrinas, toxicidad para el desarrollo, irritación y ecotoxicidad.

– BHA o también conocido con el nombre de butilhidroxianisol.

Está presente en tratamientos labiales, cosméticos de color y fragancias y puede llegar a provocar toxicidad, cáncer, irritación, alteraciones endocrinas…

– Ethanolamine o trietanolamina, dietanolamina, DEA, TEA, cocamida DEA, MEA cocamida, fosfato de DEA-cetilo, DEA oleth-3 fosfato, lauramida DEA, MEA linoleamida, miristamida DEA, oleamida DEA, MEA stearmide, y sulfato de TEA-lauril.

Encontrado comúnmente en cremas hidratantes, cremas de afeitar, cosméticos de color y fragancias. Puede causar cáncer, bioacumulación y toxicidad.

– Phenoxyethanol: Conocido también como fenoxietanol, 2-fenoxietanol, Euxyl K 400 (mezcla de fenoxietanol y 1, 2-dibromo-2, 4-dicianobutano), y Phe.

Lo encontrarás en etiquetas de cremas hidratantes, tratamientos labiales, cosméticos de color, crema de manos, jabones líquidos y jabones y puede causar alergias y efectos negativos sobre el sistema nervioso.

Una forma fantástica para saber cómo de seguros son los productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana es haciendo uso de aplicaciones como Think Dirty, mi favorita. Clasifica la seguridad de los productos del 1 al 10 y te ofrece soluciones más seguras y limpias. 

La naturaleza nos brinda la posibilidad de conseguir ingredientes naturales que bien tratados, pueden llegar a convertirse en los más eficaces a la hora de cuidarnos y que por supuesto, no afectan en ningún caso al funcionamiento de nuestro sistema. Por eso y ya que esta semana está dedicada a la SALUD con mayúsculas, te recomiendo que abandones el uso de sustancias químicas en tu piel y te sumes a una decisión que cambiará tu salud y también tu bienestar. 

¡Gracias por leernos!

Tu cuerpo necesita #detox en primavera

Answering your questions about Serenity Oil

Algunos secretos de cada producto